La Hija del Dictador. Gabriel Travesari. Managua: La Prensa; 2014.

Descendiente de una de las más poderosas dinastías de América Latina, Lillian Somoza Debayle fue sobrina, hija y hermana de cuatro presidentes respectivamente. A sus 17 años ya había cenado con los Roosevelt en la Casa Blanca y sufrido en carne propia las inevitables luchas intestinas de su propia familia. Sin embargo, en un paradójico vuelco del destino, logró siempre mantenerse alejada de los complejos dictados que emanaban del poder.

Por primera y única vez, la hija del General Anastasia Somoza García cuenta su historia con sus propias palabras. La candidez de sus reflexiones revela en gran parte la inocencia de una mujer cuyos principios éticos y morales fueron inculcados por el mismo hombre a quien muchos todavía consideran un inclemente tirano, una mujer obligada a hacerse cargo de sus dos hermanos menores y de una legión de niños desamparados, a una edad en la que ella misma sufría en silencio el rechazo del amor materno.